Las 5 fortalezas de un chatbot

Los procesos de comunicación entre las empresas y sus clientes están evolucionando aceleradamente y los chatbots son protagonistas en esta evolución.

Los robots programados que se insertan en los canales de contacto, principalmente en los servicios de mensajería como Whatsapp, están recuperando la confianza de los consumidores en los servicios de soporte posventa, los centros de reclamaciones y más.

Así también, los chatbots están abriendo muchísimas oportunidades para empresas dedicadas 100% al comercio electrónico pues esta tecnología es capaz de asistir a las personas en el proceso de compra y elevar la satisfacción de las mismas.

Aquí destacamos 5 fortalezas de los chatbots cuando se usan adecuadamente en plataformas de comunicación con el cliente como Sellia. Maxi Loaces, CEO de la compañía que desarrolla la plataforma, nos da luz sobre este tema.

 

Un chatbot responde rápidamente

Un chatbot es particularmente útil cuando se trata de responder a los clientes en cuestión de segundos.

El chatbot está programado para ofrecer respuestas concretas, solicitar información necesaria para el seguimiento de trámites y servicios y conducir a los consultantes paso a paso por medio de instrucciones.

El comportamiento del chatbot es diseñado conforme al consumer journey de cada empresa y las acciones que el cliente debe concretar para lograr algo: pagar un servicio, hacer una reservación, etcétera.

 

Los chatbots automatizan procesos

Un chatbot nunca se equivoca.

Nos referimos a que el chatbot desarrolla acciones repetitivas con un margen de error mínimo dado que no hay variaciones.

Siempre que el diseño del flujo conversacional y las tareas del chatbot hayan sido diseñados armónicamente, el proceso de atención al cliente será cada vez más estandarizado.

 

Los chatbots reducen costos

El chatbot se encarga de todas aquellas tareas que son reiterativas ayudando a optimizar el tiempo y experiencia de atención, disminuyendo los costos.
El robot está al frente de los canales de contacto atendiendo decenas, incluso centenas, de mensajes provenientes de diversas fuentes; lo que antes hubiese requerido de un gran número de personas.

El chatbot pregunta sobre el motivo de la consulta, ofrece formularios o instrucciones, interacciones con sistemas de las compañías como CRM, ERP y canaliza a los clientes con el área correspondiente, y lo hace miles de veces más rápido que las contestadoras telefónicas.

Así, el recurso humano se encarga de actividades de mayor valor y la empresa optimiza las funciones de su área de contacto al tiempo que satisface una cantidad cada vez mayor de clientes.

 

Un chatbot se comunica con todos

Una fortaleza del chatbot es que puede comunicarse con todas las personas.

El diseño de los robots está basado en las personas usuarias y su tránsito por los canales de contacto; está creado para que cualquier persona que utiliza aplicaciones de texto como Whatsapp interactúe con él.

 

Los chatbots te informan

Los chatbots informan sobre el número de interacciones que se suceden al día en los canales de contacto, pero no solo eso.

Los robots también te notifican sobre los pasos del proceso de atención donde los clientes enfrentan problemas o el tipo de solicitudes más frecuentes.

Más aún, nuestros aliados tecnológicos son capaces de identificar el perfil de clientes que mejor fluyen a través del proceso y aquellos que tienen más dificultades para continuar en él.

Sellia. Siempre disponible